Dioniso protagoniza los ‘Cuentos cortos’ de Manuel Páez en el RCM

Ampliamos la fecha para visitar Cuentos cortos, de Manuel Páez, hasta el 17 de abril. Pueden disfrutar de ella en la Sala Alta de la institución, con un horario de visitas de 11 a 21 horas todos los días.

En Cuentos cortos y a través de lo dionisiaco el artista muestra “un aspecto del ser humano que por regla general mantenemos reprimido para conformar la sociedad tal y como la entendemos”, según afirma. Y es que la mitología juega un papel protagonista en la obra de Manuel Páez, ya que considera que “desde el punto de vista psicológico y más concretamente existencial, la mitología es un mapa complejo en el que se puede ver reflejada la psique del ser humano. Esos dioses siguen vivos dentro de nuestro ser y reflejan perfectamente nuestras pasiones”, asegura.

Detalle de escultura en proceso de creación, de Manuel Páez.
Distintas piezas escultóricas en el taller de Manuel Páez.

Mediante una pintura que denomina como narrativa, el artista ha rescatado aspectos técnicos y estilísticos del arte clásico en los que destaca “el modo en el que se aplican las capas para generar distintas tonalidades, que no es posible conseguir con una pintura alla prima”, así como la utilización de “aspectos formales y estilísticos que conseguían generar movimiento en potencia y reforzar el carácter de la obra, a través de la idealización”. Asimismo Manuel Páez, quien ha venido tomando de referencia a Rembrandt, Velázquez, Ribera, Rubens y Tiziano, centra su pintura en el uso del óleo, entremezclado con temple; mientras que para las esculturas usa barro y plastilinas.

En su visión del arte, lo clásico destaca por los procesos lentos y la meditación de la creación que está tomando forma. Ligado a esta idea, el pintor considera que el arte clásico se diferencia del contemporáneo porque “en el pasado era promovido con un fin, bueno o malo, pero un fin determinado y la concepción de las obras se realizaba acorde a esa misión. Había que crear para conseguir ese resultado, que podía ser mejor o peor, dependiendo del artista”. Piensa que “siguen existiendo artistas trabajando con esa voluntad de crear desde la nada algo que encuentra su autonomía y toma vida”, pero también cree que “está solapado por la mercadotecnia”.

 “El arte actual es un producto más de la sociedad hipercapitalista, y su éxito depende más de un buen plan de marketing que de su calidad y autenticidad”, dice. Una percepción crítica de esta disciplina que, según expresa, “en las altas esferas artísticas y hablando en términos generales es un producto más del mercado, absorbido por el capitalismo. Por eso los preceptos que definen al arte de hoy son tan vagos y difusos, todo vale. Te dicen que este u otro son artistas buenísimos y te devanas la cabeza tratando de saber por qué, así que acabas aceptándolo antes de admitir que no entiendes nada”. Asimismo, opina que “en muchos casos los mensajes o conceptos son complejísimos e interesantes, pero no se ven reflejados con la obra que los debería contener”. 

Manuel Páez, natural de Calasparra, estudió en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos, en Valencia, y realizó una estancia en Venecia, período en el que también entró a formar parte de la galería Val i 30. Ha expuesto en espacios como Art Madrid, ARCO y realizado muestras dentro y fuera de España y, durante unos años, combinó su labor artística con la de profesor, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Murcia. “Enseñar es una oportunidad de poner en orden tus conocimientos. Me ha permitido darme cuenta de cosas que no era consciente que sabía y descubrir lagunas que me han hecho ponerme las pilas”, expresa.

Compartir esta historia

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on linkedin

Publicaciones relacionadas