IMG-esculturaEl escultor Mariano González Beltrán ha donado una de sus obras al Real Casino de Murcia. Se trata de una maternidad, Con viento de Invierno, realizada en bronce y con unas medidas de 125 x 50 x 40 centímetros. “La maternidad es un tema dulce que inspira amor y ternura y creo q esta pieza lo representa”.

La obra se ha instalado en la exédra de la planta baja monumental de la entidad, un lugar idóneo para su contemplación. “El sitio es magnífico. La escultura realza el lugar y el lugar la escultura”, señala el escultor, orgulloso de que una de sus creaciones este en un lugar tan privilegiado. “El Casino es el centro cultural más activo de Murcia y ahora más q nunca. Es raro el día que los salones no están ocupados y es el mejor lugar para cualquier obra artística”.

Esta nueva obra pasa a formar parte del extenso fondo patrimonial que posee el Real Casino de Murcia con obras de pintores como Molina Sánchez, Enrique Blay, Pedro Sánchez Picazo, Obdulio Miralles, Muher, Pedro Serna, entre otros, y escultores como Sáenz de Elorrieta.

González Beltrán realizó el pasado verano una exposición dedicada a las maternidades en el Real Casino de Murcia, Memoria del Viento, que tuvo un rotundo éxito. La muestra reunió 13 obras, 12 bronces y 1 de resina de poliéster, a lo largo de la galería central. González Beltrán subraya que fue “seguramente la exposición con la que más a gusto me estoy sintiendo” y atribuye parte de este éxito a la situación privilegiada en la que se encuentra la obra. “Hay personas que han ido varias veces y esto es muy importante porque las salas de exposiciones no se visitan lo que debería. El Casino tiene un enclave privilegiado en el corazón de Murcia”.