“Cataluña no se puede ir de España, ni España puede estar sin Cataluña”, afirmó Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott, en el Real Casino invitado por el  Foro Nueva Murcia. No obstante, el empresario navarro se mostró “muy crítico” con la actuación del Gobierno de España durante el referéndum de independencia: “No había necesidad y era evitable el lío que se montó, porque de facto el referéndum estaba fuera de circuito. Yo les hubiera dejado con la butifarra, el bocadillo, y que hubieran hecho una fiesta. Y el lunes, cuando decidiesen que van a hacer la república, cogerlos y a la trena”.

“La gente de Cataluña, que no es nacionalista, está indignada”, aseguró Catalán, quien manifestó que “como español, no me gusta ver a mi país abriendo los telediarios de todo el mundo”, en referencia a las cargas policiales del 1-O. “Yo soy el presidente del Gobierno y a la primera foto que veo, lo paro al minuto dos. Y al día siguiente, me cargo al ministro de Interior”, afirmó el empresario hotelero, quien consideró que “lo que le falta al presidente del Gobierno es inteligencia emocional Son unos magníficos gestores de las oposiciones, pero tienen que saber lo que pasa en el mundo y en Cataluña”.DSC_0238

“Todo se ha calentado y a la CUP le ha venido perfecto, porque como dice mi amigo Zapatero, los de la CUP no son antisistema, son antiplanetarios”, explicó Antonio Catalán, quien, por cierto, considera que con Zapatero no se hubiesen producido las escenas que se vivieron el pasado domingo, porque “tiene más inteligencia emocional”. Aunque “la calle está muy alterada”, el empresario afirmó que “yo ni por un momento pienso que Cataluña se va a independizar. Confío plenamente en que esto se va a solucionar. Estoy convencido de que Cataluña seguirá en España”.
Respecto a la opción de dialogar, el fundador de la cadena hotelera NH, se preguntó con quién. “¿Con los que incumplen la ley? Es como si el 23-F nos hubiéramos puesto a negociar con Tejero. Me parece imposible”. En este sentido, manifestó que “no se puede negociar” con los que a su juicio hacen “terrorismo político”. “Habrá que tomar decisiones, aunque ya sabemos que ese no es el punto fuerte de Rajoy”, apuntó. Igualmente, señaló que hay mecanismos como el de la Ley de Seguridad Nacional. “Aquí ya no valen paños calientes”, añadió el empresario, quien consideró un error haber dejado que se eduque a los niños catalanes en la idea de que “España nos roba”.

Por otro lado, Antonio Catalán no cree que el turismo se vaya a resentir demasiado. “Barcelona es la quinta ciudad turística del mundo y la primera de España –recordó-. Si no hay barricadas ni historias, a los turistas les importa muy poco. Al turista que va a Escocia, por ejemplo, le da igual que forme parte de Reino unido o no”. En este sentido, añadió que “nuestros hoteles en Cataluña están absolutamente reventados, teniendo en cuenta que el 85 por ciento de nuestra clientela es internacional”.

“No quiero ganar dinero a costa de las personas”
Durante su intervención en Foro Nueva Murcia, Antonio Catalán realizó un recorrido por su trayectoria profesional, desde que abrió su primer hotel, fundó la cadena NH y creó AC Hoteles, hasta llegar al “día en el que se apagaron las luces en este país y llegó la crisis” y se alió con Marriott, un gigante hotelero que abre un hotel en el mundo cada semana y que tiene 6.400 establecimientos en todo el mundo.

El empresario navarro explicó que en los hoteles AC todos los trabajadores son fijos, no fichan y no se descuentan del sueldo los días que las camareras de piso faltan por tener un hijo enfermo. “Yo no quiero ganar dinero a costa de las personas”, aseguró Antonio Catalán, quien recordó sus críticas a la reforma laboral y su apoyo a las camareras de piso (las Kelly). De hecho, consideró que las 3.500 personas que trabajan en AC Hotels “somos una gran familia”.

Respecto a la situación hotelera actual, el empresario consideró que “tenemos que unirnos para hacer frente a los touroperadores” y recordó que el gasto de los turistas en Estados Unidos es cinco veces mayor que España. También señaló que mejorar las instalaciones y el servicio, aumenta el coste pero conlleva más puesto de trabajo y una mayor profesionalidad.
Finalmente, ante el auditorio formado por empresarios y agentes sociales de la Región que se dieron cita en el Real Casino de Murcia, Antonio Catalán aseguró que Murcia necesita infraestructuras y que una vez que llegue el AVE “la ocupación hotelera aumentará un 20%”.