La histórica institución ha recibido el certificado oficial de ‘espacio cardioprotegido’ al instalar un desfibrilador semiautomático y formar a sus trabajadores para su utilización en caso de emergencia.

Un espacio cardioprotegido es un lugar donde se pueden realizar los primeros pasos para actuar frente a una parada cardiorespiratoria. Es decir, una ubicación con los medios materiales necesarios y con un personal (no necesariamente sanitario) con conocimientos básicos en soporte vital capaz de iniciar las maniobras mientras que los medios sanitarios llegan.

Las enfermedades cardiovasculares suponen a la principal causa de muerte en nuestro país. Ante una parada cardiorespiratoria, es vital una actuación inmediata para salvar la vida.

En la certificación otorgada al Real Casino se indica que se entrega “En reconocimiento tras comprobar que estas instalaciones reúnen las condiciones y requisitos mínimos para la utilización y mantenimiento de desfibriladores establecido en el Real Decreto 365/2009 de 20 de Marzo”.

certificación